viernes, enero 06, 2017

CORRUPCION; Claves de la nueva ISO 37001 antisoborno 2016-10-31 L

Claves de la nueva ISO 37001 antisoborno

2016-10-31

La norma ISO 37001 Sistemas de gestión antisoborno. Requisitos con orientación sobre su uso, recientemente publicada, especifica los requerimientos y directrices a seguir para el establecimiento, la implementación, el mantenimiento y la mejora de sistemas de gestión anticorrupción. 

Este documento ha despertado gran expectación a escala mundial; por ello en varias jornadas se explicarán los detalles de esta norma, que es certificable. 

La jornada organizada por AENOR se realizará el viernes 4 de noviembre en la sede de AENOR Madrid (Génova, 6). El aforo es limitado, por lo que es necesaria la inscripción. Para información detallada, consulte el documento adjunto. 

El martes 8 de noviembre AENOR participará en una jornada organizada por Deloitte Legal en Madrid (Torre Picasso, Planta 43 – Sala Puerta del Sol. Plaza de Pablo Ruiz Picasso 1). La inscripción debe realizarse a través de nvaquero@deloitte.es

El viernes 11 de noviembre se realizará en Madrid otra jornada gratuita organizada por AENOR y la Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo (CUMPLEN). Es necesaria la inscripción. Puede consultar el programa en el documento adjunto. 

Los requisitos incluidos en la ISO 37001 aplican a organizaciones de cualquier tamaño, sector y naturaleza. Este sistema de gestión es fácilmente integrable con otros, como calidad, puesto que la norma incluye la estructura común de las normas de ISO de sistemas de gestión. La norma puede adquirirse en la web de AENOR.

Documentos

Fuente
http://www.aenor.es/aenor/actualidad/actualidad/noticias.asp?campo=1&codigo=43124#.WG_BBPDhDDc
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

jueves, enero 05, 2017

RSE CONOCE LOS 12 ARTICULOS MÁS LEIDOS EN CUMPETERE 2016

Los doce artículos más leídos del blog de Cumpetere durante 2016


Durante 2016 publiqué 30 artículos originales en mi blog. (52 en el 2014, 55 en 2015).  De estos selecciono los 12 más leídos hasta fines del 2016 por si el lector se perdió alguno, en orden de las estadísticas (poco confiables) con las que cuento.  Casi todos los artículos han sido reproducidos en otros medios, en algunos a los que los envío directamente (Diario Responsable y ÁgoraRSC) y otros que lo reproducen por su cuenta (basta que indiquen la fuente del artículo).  De estas reproducciones no conozco las estadísticas de lectura.


24 de junio

2 octubre

17 de enero
9 enero

27 de marzo

23 febrero

24 abril

 20 marzo

10 de abril

6 marzo

29 febrero


19 junio




Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

#RSE: DANTE PESCE LA NUEVA FRONTERA DE LA EXCELENCIA

Dante Pesce, RSE: La nueva frontera de la excelencia

Dante Pesce, RSE: La nueva frontera de la excelencia

Como director de Vincular, en Chile, Dante Pesce es reconocido como una de las máximas autoridades en América Latina sobre Responsabilidad Social Empresarial, tanto en lo académico como en la práctica. La presente entrevista nos demuestra porqué. 

El boom de la RSE

En los últimos años y, sobre todo, al comenzar el nuevo milenio, se desató un enorme boom de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), al que no han sido ajenos los países latinoamericanos.

Se trata, además, de una visión moderna de la RSE, más allá de la simple filantropía, que logró extenderse a organismos como Naciones Unidas, la Unión Europea y la ISO -Organización Internacional de Normalización, por su sigla en inglés-, donde ya hay una norma en tal sentido: ISO 26000, similar a las relacionadas con la calidad y el medio ambiente.

"Para la ISO, RSE es la nueva frontera de la excelencia, como en los años 50 lo fue el movimiento de la calidad, todo ello en el marco del desarrollo sostenible", explica al respecto Dante Pesce, director de Vincular, prestigioso centro de investigaciones de la Universidad Católica de Valparaíso, en Chile.

En efecto, Vincular es un centro de investigaciones especializado en RSE, campo en el que presta servicios de consultoría a empresas, los cuales incluyen desde capacitación de líderes hasta desarrollo de herramientas de gestión, a modo de "manuales paso a paso", basados en la experiencia práctica más que en el conocimiento académico.

Su director, Dante Pesce, destaca que Vincular ha tenido un acelerado crecimiento desde un principio en respuesta a la demanda cada vez mayor en el mercado empresarial, donde la RSE surge a su vez por múltiples razones que comprenden las presiones de la opinión pública y los beneficios que generan los proyectos desarrollados en las propias empresas.

Según él, lo que ahora hay es un déficit de know how, o sea, cómo hacer RSE en sentido estricto, si bien antes la situación era peor, de conocimiento, al confundirse con caridad o filantropía. Hoy, pues, se conoce mejor el tema, pero no cómo hacer negocios en los distintos ámbitos que le competen: gobierno corporativo, prácticas laborales y prácticas justas con contratistas y proveedores, así como cierto compromiso con la comunidad.

"Hoy se impone una visión moderna de la RSE", insiste.

Buenas prácticas

Pero, ¿qué es la RSE en opinión de Pesce, uno de los más respetados especialistas en la materia en América Latina? He aquí sus respuestas.

La RSE es, ante todo –según él-, un conjunto de buenas prácticas que deben estar presentes en la política de la empresa, desde su visión y misión hasta sus principios, pasando por lo que es propiamente el gobierno corporativo y llegando a la operación misma de la compañía.

Es, entonces, una cuestión transversal, instalada al interior de la empresa en sus múltiples áreas, y debe ser pertinente, de manera que las citadas prácticas se relacionen con la actividad productiva específica que la empresa desarrolla.

Ahora bien, es claro que muchas firmas tienen tales políticas y planes estratégicos, los cuales suelen revisarse cada año. ¿Qué ocurre, por tanto, cuando carecen de una política de RSE, sin que ésta aparezca formulada en su misión o visión? La respuesta es obvia: ¡hay que agregarla!

Que es el primer paso -anota-, el cual implica la toma de conciencia de la alta dirección empresarial siempre y cuando quieran, desde la junta directiva y la presidencia, la gerencia o la dirección general, ser reconocidos como socialmente responsables a la luz de parámetros internacionales, contemplados, por ejemplo, en el Global Reporting Initiative –GRI-.

"Si no hay convicción de los líderes sobre la RSE y la sostenibilidad, es muy difícil que puedan liderar en tal sentido a su organización", advierte Pesce mientras observa que dicho liderazgo no puede ser ejercido por los mandos medios.

Reclama, pues, que los directivos estén en sintonía con lo que ocurre en el mundo, tengan la visión debida de largo plazo (o sea, la sostenibilidad) y asuman el papel protagónico que les corresponde dentro de la empresa y ante la sociedad.

"Para eso les pagan", observa en tono crítico, a modo de reclamo. Y agrega: "Esa es su función normal".

Los siete ámbitos

Lo anterior es todavía bastante teórico, se dirá. Pero, ¿cómo afrontar la RSE en la práctica? ¿Cómo hacerla?

Antes de contestar, Pesce precisa que ahí no existe pleno acuerdo a nivel mundial, aunque sí se ha llegado a un consenso acerca de los ámbitos que comprende al menos en la citada guía voluntaria de la ISO.

Son siete ámbitos, a saber: 1- Gobierno corporativo; 2- Prácticas laborales; 3- Prácticas ambientales; 4- Prácticas de derechos humanos; 5- Prácticas operacionales justas; 6- Asuntos de consumidores, usuarios o clientes, y 7- Compromisos con la comunidad y el desarrollo social.

El primero, sobre Gobierno Corporativo, establece los parámetros (misión y visión, principios y códigos de ética o conducta) sobre los cuales la empresa se gestiona, avanza y es evaluada por los stakeholders o grupos interesados: empleados, clientes, proveedores, comunidad…

Los otros ámbitos son operativos, referentes a la gestión del negocio: en sanas prácticas laborales, que los trabajadores las confirmen a cabalidad, no que simplemente la empresa diga que las tiene; en prácticas ambientales, también según parámetros internacionales como la norma ISO 14000, "que es un buen indicador"; en derechos humanos, lejos de limitarse a cumplir los convenios de la OIT o normas locales, sino actuar con respeto ante la formación de sindicatos por el derecho de asociación, sin discriminación y con incentivos a empleados como desarrollo profesional o capacitación.

En cuanto a las prácticas operacionales justas, implica asimismo respeto a contratistas y proveedores, garantizando igualdad de oportunidades, pago a tiempo, no abusar de la posición dominante y desarrollar la cadena de valor excelente; a clientes o consumidores, darles adecuados servicios post venta, rotulación pertinente y, en especial, que en los contratos "la letra chica no sea tan chica", sin hacerles trampa.

Por último, están los compromisos con la comunidad, por ejemplo en planes educativos, de empleo, salud y medio ambiente, casi siempre en alianza con gobierno, universidades y ONGs, lo cual genera -dice- múltiples beneficios.

Estrategia corporativa

No es difícil, a partir de lo anterior, trazar una estrategia de RSE en una empresa, más aún cuando ésta, cualquiera sea, posee en general un plan de desarrollo, políticas laborales, preocupación por el medio ambiente, relaciones con contratistas y proveedores, clientes y más clientes, todo ello en un contexto donde hay muchas expectativas sobre su actividad productiva.

¿Qué falta, entonces, si casi todas las empresas tienen tales políticas y prácticas, así sea de manera informal, que cobijan temas característicos de la sostenibilidad y la RSE?

"Falta ponerles una estructura. Más ciencia, si se quiere. O construir un sistema", afirma Pesce, recordando su vasta experiencia en consultoría, educación de líderes e investigación para el desarrollo de herramientas de gestión en RSE.

Cuestiona, en fin, que tales prácticas estén dispersas, sin integrarlas alrededor de una estrategia corporativa: urge, en consecuencia, la coordinación de acciones, sea en un área o en un departamento de la empresa (que considera "lo más probable"), y propone crear comités de RSE en las compañías, donde se agrupen las distintas gerencias (de personal o recursos humanos, administrativa, financiera, etc.).

En ocasiones hay una gerencia que coordina, como es la de recursos humanos, agrega no sin aclarar que las empresas son casi siempre reacias a la creación de nuevos cargos, como no sea en las grandes o multinacionales, donde es habitual que exista la gerencia de RSE o la superintendencia de sostenibilidad, siempre con la misión de coordinar, dado el carácter transversal de los programas.

Por su parte, las pequeñas y medianas empresas -Pymes- se encadenan, para ser socialmente responsables, a las más grandes, las cuales suelen "sugerirles", por ser sus mayores clientes, que adopten prácticas de buen gobierno, ambientales o sociales en sentido estricto.

"Los gremios empresariales juegan ahí un papel clave, de liderazgo y orientación", dice.

Costos y beneficios

"¡Ese es un mito! ¡No es cierto que la RSE sea sólo para empresas grandes y sea costosa!", es la expresión tajante de Pesce al escuchar que muchas compañías, en especial Pymes, se abstienen de adelantar programas sociales por sus costos elevados.

Al contrario, en su trabajo con este sector ha encontrado que, al implementar los sistemas de gestión en RSE, confirman después la reducción sustancial de sus costos por factores como los menores accidentes de trabajo y conflictos laborales, el aumento de productividad, las mejores relaciones con proveedores, clientes y prestamistas, y el mejor desempeño en las relaciones comerciales.

"Más que costos -asegura-, es una inversión, una inversión inteligente, que además atrae a los inversionistas".

"Es un gana-gana", sostiene con entusiasmo.


























































































































































































































































Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

miércoles, diciembre 28, 2016

RSE un interesante análisis de Soledad Teixido

Las columnas de opinión de El Líbero son presentadas por Postgrados UNAB

Me preocupa esta trampa de desilusión y no solución en que hemos caído. Tal vez debemos aceptar que, intrínsecamente, somos seres muy egoístas y a veces muy básicos para reaccionar frente a nuestra subsistencia diaria. Eso sin importar el nivel de educación o de poder que tengamos, donde en momentos extremos reaccionamos desde nuestros instintos más básicos de supervivencia.
Publicado el 28.12.201

Así estamos todos los chilenos y chilenas, dándonos golpes contra las paredes del laberinto hacia el desarrollo que creímos íbamos a ser capaces de atravesar en la segunda década del siglo XXI. Y a este golpear continuo de nuestros cuerpos contra los muros de este laberinto, que es una clara imagen de nuestra sociedad, se suman gritos, insultos, golpes, difamación, medios que develan colusiones y la lista de los ruidos sociales es interminable.

Estamos exhaustos, desesperanzados, confundidos, cansados de no lograr el cambio.

A lo mejor lo que nos ocurre es que no queremos soltar el control de antiguos modos de hacer las cosas, permitiendo así mantener un estado de confort anquilosado y por eso esta sensación de agotamiento, de no solución, de desconfianza. Últimamente nos inunda la sensación de que no tenemos escapatoria, emoción que surge cuando se entra a un laberinto y uno empieza a no encontrar la salida.

Uso este ejemplo tan concreto para tratar de pensar y discernir acerca de cómo salir de esta situación en mi país, en tu país. Me preocupa esta trampa de desilusión y no solución en que hemos caído. Tal vez debemos aceptar que, intrínsecamente, somos seres muy egoístas y a veces muy básicos para reaccionar frente a nuestra subsistencia diaria. Eso sin importar el nivel de educación o de poder que tengamos, donde en momentos extremos reaccionamos desde nuestros instintos más básicos de supervivencia. Y como nos sentimos tan amenazados, cada uno busca salvarse y tiende a hacerse parte de un grupo restringido de personas.

Considero que para salir de este laberinto que nos tiene absolutamente atrapados necesitamos instalar una forma de operar que se observa en los países que ya han logrado su desarrollo económico. Pero por sobre todo, que lideran los índices más altos de desarrollo humano, calidad de vida, equidad de la mujer, calidad de la educación, entre muchos otros. Sostengo fehacientemente que si no cambiamos esta comprensión de que el desarrollo solo se relaciona con crecimiento económico y la discusión se centra en que si estamos bien como país depende de un porcentaje mensual o anual, no conseguiremos deliberar con cierta profundidad un proyecto de país coherente y consistente.

Situaciones como la campaña lanzada hace unos días por AB Chile sobre el etiquetado de los alimentos muestran lo reducido del debate y la poca comprensión de lo que significa una política pública que busca disminuir los niveles de obesidad tanto de infantes como de adultos. Esta campaña es una muestra clara de un sector empresarial que no quiere cambiar modos de hacer negocios y que responden a sociedades con subdesarrollo social e intelectual. Sin embargo, creo que sí debemos alegrarnos de la respuesta consistente del Gobierno y de un grupo diverso de líderes sociales y académicos a esta campaña publicitaria de difamación de una política pública. Al menos a mí esto me da esperanza de que es posible un país distinto, con personas con pensamiento de progreso social y de largo plazo.

No cabe duda que contamos con un número no despreciable de dirigentes de la clase empresarial, líderes públicos y ciudadanos que se conforman con el mínimo de los logros, y en alguna medida es este grupo el que nos mantiene atrapados en este laberinto sin salida. Pienso que no reaccionar como ciudadanos a la asociación AB Chile, o al caso Asexma que dio el espectáculo de la muñeca plástica; o aceptar que sigan ocurriendo casos de colusión como el de CMPC y otros; o la crisis del Sename; o iniciativas desprolijas en término de propuestas con respecto a nuestro sistema previsional, ya sea de las propias AFP o de otros como los de No+AFP, o del propio Gobierno, no nos permitirá seguir avanzando como país.

Los países que han logrado el desarrollo se caracterizan por un grupo de ciudadanos que se compromete con un propósito de país que es inclusivo y exigente para todos. Un grupo donde no prima el interés personal o de un pequeño grupo, sino un interés de bien común colectivo.

Cuando asumamos ese objetivo de un desarrollo equitativo, estoy cierta que nuestros niveles de desarrollo económico y social crecerán, ya que no primará lo personal sobre lo  colectivo, y esto, por cierto, tiene que ver con el egoísmo mencionado anteriormente. Cuando en nuestro país prime el respeto a lo diverso y tengamos una propuesta de acceso a la equidad, entonces la muñeca inflable y la campaña de AB Chile pasarán a ser datos anecdóticos, de sorpresa de que alguien pueda comportarse en una sociedad de ese modo y, por cierto, de vergüenza ajena.

Conclusión: creo que los que queremos trabajar por un Chile desarrollado debemos tomar una actitud más exigente y desafiante frente a los que nos quieren mantener en el laberinto de la mediocridad y no excelencia.

Finalmente, no me cabe duda que nuestro estado anímico social variará a uno bastante más positivo si modificamos nuestra actitud pasiva frente a los conformistas y reacios al cambio entre nuestros compatriotas. Y por cierto, agrego que esta es la invitación enfática que hacen los liderazgos más jóvenes de este país y a los que se ha evitado intencionadamente darles un espacio en la realidad nacional.

 

Soledad Teixidó, presidenta ejecutiva PROhumana

 

 

FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

jueves, diciembre 15, 2016

RSE .SOLEDAD TEIXIDO Y ESCANDALO DE MUÑECA INFLABLE DE ASEXMA

"Que esto afecte sus carreras políticas", es el deseo de Soledad Teixidó al ser consultada sobre cómo deberían verse afectados los hombres (Guillier e Insulza incluidos) que se muestran sonrientes junto a la muñeca inflable entregada por el presidente de Asexma al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.
Publicado el 15.12.2016
Comparte:     

"Es una muestra clara de cómo comprende y desvalora a la mujer no sólo Fantuzzi, sino quienes trabajan con él", es la primera opinión de Soledad Teixidó sobre el regalo de una muñeca inflable de parte de Roberto Fantuzzi -presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma)- a Luis Felipe Céspedes, ministro de Economíaen medio de la cena anual de Asexma. Las imágenes que quedaron registradas del momento se compartieron en redes sociales y se convirtieron ambos, más los presidenciables Alejandro Guillier, José Miguel Insulza y el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, en los hombres más criticados del día.

Teixidó es la presidenta ejecutiva de PROhumana, la Fundación que elabora el prestigioso ranking de las empresas más sustentables de Chile. Para tal veredicto hay varios ítemes que se toman en cuenta, como el clima laboral, las remuneraciones y la presencia de mujeres en cargos altos. Y como una profesional que ha trabajado durante años con empresarios, son varias sus consideraciones tras el evento que se convirtió en polémica. En su cuenta de Twitter (@SoledadTeixido), mencionó durante la jornada de ayer a varios de los implicados y dejó clara su opinión sobre el momento. Y del tema profundiza en entrevista con "El Líbero".

"Es un uso de tinte sexual y misógino hacia la mujer que no puede ser aceptado. Aún más, es una fotografía perfecta de una generación de hombres que han tenido una relación y apreciación de la mujer desde el machismo y esto se muestra claramente por la edad que tienen. Hombres sobre 60 años que históricamente han tratado de modo despectivo el valor y aporte de la mujer en nuestra sociedad", agrega sobre el regalo del presidente de Asexma.

– Ayer Roberto Fantuzzi pidió perdón en varias ocasiones, pero también dijo que "cuando regalamos el indio pícaro nadie dijo nada". ¿Considera que se trata de algo similar? 

– La declaración de Fantuzzi prueba lo precario y básico de su capacidad analítica y su vulgaridad. Los gremios empresariales no pueden seguir eligiendo líderes con este nivel de inteligencia, cultura y valores cívicos. Por cierto, habla muy mal de un sector empresarial que no logra evolucionar. Esta es una prueba más de por qué la ciudadanía evalúa negativamente al mundo empresarial y político con justificada razón. La mala fama se la ganan fácilmente.

– ¿Qué efecto puede tener este episodio para todos los que estaban ahí presentes?

-Un problema de la sociedad chilena es que olvida rápido, y puede que con el pasar del tiempo no lo recuerden. ¿Cuál es mi deseo con respecto a estos caballeros? Que esto afecte su carrera política, ya que muestra una desconexión con la gente de un país que quiere generar una sociedad más respetuosa. Creo que ningún chileno o chilena desea que nuestro país sea liderado por personas con un comportamiento tan discriminador hacia el 50% de la población de Chile. Nos merecemos líderes evolucionados cívicamente y respetuosos de todas las personas. El poner a una mujer desnuda para estimular el crecimiento de nuestro país, muestra lo alejado que estamos de los países desarrollados en el mundo. No podemos aceptar más líderes hombres –ni mujeres- que no reaccionen ante una situación como ésta, y que no enfrenten al señor Fantuzzi en un acto como el de ayer.

– ¿Cuál era la reacción correcta?

– La reacción de una persona con pensamiento crítico y respetuoso de las personas es no aceptar el regalo y menos tomarse una foto junto al mismo. Me parece sorprendente que hombres que se jactan de su inteligencia, frente a una situación como ésta no reaccionaran y no pararan en seco a este caballero. En efecto, muestra lo primitivo que es la cultura machista, ya que es un modo de vivir y actuar sin pensamiento crítico ni reflexivo.

– ¿Publicar un comunicado y escribir por Twitter es suficiente para remediar el hecho?

– Para nada. Deberían ocurrir sanciones desde el mundo político y empresarial a estos hombres del ámbito político que han actuado de este modo junto a Roberto Fantuzzi. Las nuevas generaciones y todos los chilenos nos merecemos líderes que no permitan que una situación como esta vuelva a ocurrir en Chile.


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

viernes, diciembre 09, 2016

#RSE Cristina Sánchez: El ámbito empresarial, un aliado imprescindible en la defensa de los derechos humanos

El ámbito empresarial, un aliado imprescindible en la defensa de los derechos humanos

El día 10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos, una llamada internacional para defender los derechos humanos exige la implicación de todos los agentes sociales
El ámbito empresarial, un aliado imprescindible en la defensa de los derechos humanos

En este contexto, el papel del tejido empresarial resulta fundamental. El Pacto Mundial de Naciones Unidas lleva más de quince años trabajando con el Principio 1 y 2 específicamente el respeto a los derechos humanos por parte del sector privado. Durante este periodo, se han logrado importantes avances, pero aun queda margen de acción. Por ello, hoy quiero hacer hincapié en tres retos de futuro que, sin duda, ofrecen grandes oportunidades para seguir avanzando en esta materia.

El primero de ellos se centra en el papel del liderazgo como impulsor del cambio. Concretamente, el liderazgo de las empresas es una de las herramientas más potentes para impulsar esa transformación e instrumentalizar el respeto a los derechos humanos y el desarrollo sostenible. Las empresas son uno de los organismos decisivos para poder mejorar la vida de las personas. Y son los líderes de esas empresas los que tienen una posición privilegiada ya que su capacidad de cambio reside en la presión que pueden y deben ejercer a los gobiernos para a proteger los derechos humanos internamente y vigilar que otras empresas los cumplen.  

Necesitamos líderes empresariales sin miedo a protagonizar ese cambio y su implicación debe ser a nivel personal para influenciar en sus empleados, en sus proveedores y en la sociedad en la que desarrollan su actividad y de la que obtienen sus beneficios económicos.

Pero el liderazgo no debe sin embargo venir solo del mundo empresarial, sino también de los gobiernos. Esto implica no solo a los gobiernos ejecutivos sino también a los gobiernos locales, a las empresas públicas y a las instituciones financieras públicas. El liderazgo en estas instituciones ayudará a conseguir estabilidad y paz social. Estos aspectos son fundamentales y necesarios para poder crear las oportunidades de negocio que buscan las empresas.

Los gobiernos tienen que entender el valor que tienen las empresas para crear prosperidad económica. Por ello deben apoyar las iniciativas de las empresas y abordar de una forma práctica y consensuada cómo trabajar conjuntamente con el sector privado, que lleva años trabajando en la materia. Los esfuerzos de las instituciones públicas deben de estar orquestados bajo Planes Nacionales de derechos humanos. Aunque en España estuvimos muy cerca de tener uno, la inestabilidad política del momento paralizó este plan nacioanal. Por ello, me gustaría lanzar un llamamiento al gobierno para liderar el cambio con el ejemplo.

Hasta ahora hemos hecho referencia especialmente a las grandes empresas, pero no podemos olvidar que el verdadero motor de la economía en España y en el mundo son las pymes. El impacto en la sociedad lo tienen las pequeñas y medianas empresas y tenemos que trabajar en mensajes adaptados a su realidad.

Pocas escuelas y universidades enseñan cómo funcionan las pymes, lo que necesitan y los riesgos que enfrentan. Naciones Unidas defiende esta particularidad y anima a abordar la gestión de riesgos en derechos humanos de forma proporcionada al tamaño de la empresa, los países en los que está presente y las particularidades del sector. Tenemos que compartir y expandir las buenas prácticas de pymes, ya que a menudo las pymes carecen de un espejo en el que mirarse, suelen ser ignoradas en los medios de comunicación y sus procesos no suscitan interés. Por esta razón muchas pymes tienen dificultades en participar en el debate sobre empresas y derechos humanos careciendo además en la mayoría de las ocasiones de un departamento de sostenibilidad o responsabilidad social.

Además, hay que hacer hincapié en la importancia de la formación y sensibilización para que las pymes entiendan de qué forma se puede abordar internamente el respeto por los derechos humanos y encontrar mecanismos adecuados para que los trabajadores entiendan y apliquen los derechos humanos y la responsabilidad social en general.

Dicha formación y sensibilización es fundamental en otro de los ámbitos imprescindibles en la gestión de riesgos en derechos humanos como es la cadena de suministro. Es posiblemente uno de los grupos de interés más complejos de gestionar y al mismo tiempo el que más riesgos supone para la empresa. Su complejidad viene dada especialmente por la transversalidad de sus riesgos por lo que hay que abordar la gestión de la cadena de suministro de una forma sectorial y cada empresa debe personalizar esa gestión en base a sus particularidades.

Una de las recomendaciones para hacer frente a la gestión responsable de proveedores es crear mecanismos de consulta y comunicación directos entre los proveedores y los compradores. Algunos problemas solo serán identificados en la cadena de suministro a través de un diálogo directo con los proveedores. En la mayoría de ocasiones cuando se identifica conjuntamente con el proveedor un problema, se suele dar con la posible solución de forma directa.

Para involucrarles en la visión estratégica de la empresa cliente hay que facilitar sesiones de formación y sensibilización, especialmente a aquellos proveedores que suponen un riesgo sensible para la empresa, o bien por el producto que proveen, por el país en el que está presente o por su poco compromiso con las exigencias de la empresa cliente en sostenibilidad. Aquellos proveedores que después de un tiempo razonable, comunicado y acordado, no hayan avanzado en la implantación de los mínimos establecidos, debe ser eliminado de la cadena de suministro.

Otro de los obstáculos que las empresas tienen que salvar internamente es el desequilibrio de los objetivos estratégicos entre los departamentos de compras y los departamentos de RSE. Hay que trabajar en el dialogo entre ambas esferas para que se hable el mismo "idioma".

Llegados a este punto la pregunta es de qué forma práctica se pueden minimizar los riesgos negativos en derechos humanos y potenciar los impactos positivos. En materia de derechos humanos, hay sin duda un hito importante. En 2011 de la mano del profesor John Ruggie, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas, se lanzan los Principios Rectores sobre Derechos Humanos y Empresas con recomendaciones claras y concisas sobre cómo implantar un sistema de respeto por los derechos humanos en el seno de la empresa. Con un esquema claro, se recomienda a la empresa tener un compromiso público, desarrollar una debida diligencia y poner a disposición de sus grupos de interés mecanismos de reclamación. Recomienda además prever un sistema de reparación en aquellos casos en los que la empresa se haya visto implicada directa o indirectamente en la violación de los derechos de uno o varios de sus grupos de interés. Es la primera vez que Naciones Unidas aprueba con un consenso extraordinario unas recomendaciones al mundo empresarial.

Desde entonces, en la Red Española del Pacto Mundial hemos llevado a cabo numerosos proyectos y alianzas para acompañar a las empresas firmantes de nuestro país en la implantación de los Principios Rectores. Hemos celebrado numerosos cursos de formación online y presencial, grupos de trabajo, talleres de debate y desde hace un año nuestros firmantes tienen a su disposición una herramienta online para la implantación de los Principios Rectores.

Está siendo sin duda un desafío acercar a las empresas españolas la importancia de los derechos humanos pero la respuesta está siendo muy positiva y se está avanzando en la sensibilización y puesta en marcha de políticas al respecto.

Como dijo el profesor John Ruggie en el 5º Foro Internacional sobre empresas y derechos humanos, celebrado el pasado noviembre en Ginebra, "los derechos humanos son el camino, los ODS el plan de acción". Desde aquí quiero animar por lo tanto a identificar cómo se materializan los derechos humanos en el camino de las empresas españolas e introducirlos en Plan de Acción alineándolos con los ODS. Para ello, no hay que olvidar buscar aliados, ya sean organismos de Naciones Unidas como el Pacto Mundial o empresas y organizaciones que os ayuden a avanzar por el desarrollo del que todos nos beneficiaremos.

Por Cristina Sánchez, directora de innovación y proyectos de la Red Española de Pacto Mundial y especialista en DDHH. 

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile